Jueves, 07 Febrero 2019 19:43

El Ayuntamiento se ve obligado a encargar trabajos de poda a otra empresa, ante el incumplimiento de Enviser

La adjudicataria de la limpieza y mantenimiento de parques se ha negado a hacer labores que venía ejecutando desde 2012, por lo que será de nuevo expedientada por el consistorio

 

El alcalde de Cabanillas del Campo, José García Salinas, ha firmado este jueves un Decreto por el que el Ayuntamiento encarga por trámite de emergencia la realización de labores de poda del arbolado en varias calles de la localidad, a la empresa “Aesnat”, por una cuantía mínima de 48.000 euros, que podrán ser hasta 60.000 de máximo en función de diversos factores variables.


Esta adjudicación es una circunstancia sobrevenida e inesperada a la que tiene que hacer frente el Ayuntamiento de Cabanillas, dado que la empresa adjudicataria de la limpieza y mantenimiento del viario y las zonas verdes del municipio, la mercantil "Enviser Servicios Medioambientales", se ha negado de manera explícita a ejecutar esta labor en todas las calles de la localidad.


Enviser presentó el Plan de Poda de esta temporada el pasado 8 de octubre, y en él la mercantil había retirado del mismo el trabajo en el arbolado de las calles, algo que sí aparecía en los planes de poda de los ejercicios anteriores. Por este motivo, el 15 de octubre el Ayuntamiento conminó a la empresa a a presentar una nueva planificación, que enmendara esta situación. Sin embargo, el 22 de octubre de 2018 la empresa contestó con una negativa explícita a realizar estas labores; negativa que Enviser reiteró por escrito el pasado 21 de enero, tras una nueva petición del Ayuntamiento.


Hay que reseñar que la mercantil Enviser venía ejecutando estos trabajos de poda de manera habitual desde que en 2012 obtuvo el contrato de limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes. Ahora, siete años después, la empresa alega sorprendentemente que los árboles de las calles no son obligaciones de su contrato, una circunstancia que el consistorio niega de forma tajante.


Ante esta situación, y para evitar que se supere la temporada en la que deben realizarse las podas (hay que ejecutarlas antes de abril), el Ayuntamiento se ha visto obligado a realizar una adjudicación extraordinaria y de emergencia, que llegará a una docena de calles y avenidas, las que los técnicos han considerado prioritarias por razones de seguridad.


El alcalde, José García Salinas, ha declarado que considera esta actitud una “posición de rebeldía” por parte de Enviser, y que esto supondrá la inmediata apertura de otro expediente sancionador, como el que ya se ejecutó hace unas semanas por los reiterados incumplimientos de esta misma empresa en materia de limpieza vial. José García Salinas también ha avanzado que cargará el coste de esta nueva adjudicación a las liquidaciones de “Enviser” si el expediente confirma el incumplimiento. “La actitud de esta empresa es intolerable. Tras años descuidando sus obligaciones, ahora dice que no quiere hacer lo que ha venido haciendo siete años, y que por supuesto que es su obligación”, ha señalado el alcalde. En este sentido, Salinas explica que, “si realmente no fuera obligación de Enviser realizar estas podas, no las habría hecho nunca, por lo que interpreto su actitud de rebeldía como una respuesta al expediente sancionador anterior, y un ataque directo a los intereses de los vecinos y vecinas de Cabanillas”.


El alcalde abunda en el asunto, señalando que al Equipo de Gobierno de Cabanillas del Campo “no le temblará el pulso ante este chantaje de la empresa adjudicataria”, y ha asegurado que “si los responsables de Enviser quieren iniciar este tipo de presión, van a econtrar la respuesta que están buscando. Voy a tratar personalmente de que esta mercantil deje, cuanto antes, de condicionar los niveles de limpieza del municipio, y con ello la vida de los vecinos y vecinas”.

Leer 627 veces

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés