Miércoles, 26 Septiembre 2018 21:07

El Pleno abre expediente a la empresa de limpieza, con una propuesta de 32.700 euros de sanción

La propuesta de expediente llega tras 19 informes técnicos de incumplimientos reiterados, y ha sido aprobada con los votos de PSOE, Vecinos por Cabanillas e IU, y la abstención del PP

 


El Pleno del Ayuntamiento de Cabanillas ha aprobado abrir expediente a la empresa concesionaria de la limpieza urbana y el mantenimiento de jardines en la localidad, Enviser, con una propuesta de sanción económica de más de 32.700 euros, debido a sus reiterados incumplimientos del contrato por el que se le adjudicó el servicio en el año 2012. Estos incumplimientos, que se han tipificado como “graves”, se han estudiado por parte de los servicios técnicos municipales, que han recopilado hasta 19 informes periódicos entre noviembre de 2015 y el presente ejercicio. En ellos se evidencia de manera clara que la empresa no cumple con los compromisos que adquirió al firmar el contrato en lo que se refiere a las zonas a limpiar, la utilización de los suficientes medios técnicos o humanos, o el número efectivo de trabajadores que cumplen servicio. La empresa tiene ahora cinco días para presentar alegaciones.


El alcalde de Cabanillas, José García Salinas, ha señalado que este expediente llega tras infructuosas y reiteradas reuniones del Gobierno municipal con los responsables de la empresa para que cambiaran de actitud. También ha corroborado lo mismo Manuel Gallego, concejal de Izquierda Unida, del Equipo de Gobierno: “La suciedad es una realidad. Nos hemos reunido mil veces con la empresa, pero incumplen reiteradamente. Nos vemos obligados a abrir este expediente”, decía el edil de IU, quien ha recordado que se trata de un problema “que hemos heredado del mandato anterior, ya que es una adjudicación que ejecutó el PP para 8 años”. También Jéssica Méndez, portavoz de VxC, ha apoyado la apertura del expediente.


Por su parte, el Grupo Popular ha reconocido la existencia de incumplimientos por parte de la empresa, pero ha justificado su abstención en que, a su juicio, la culpa del problema no es sólo de la mercantil, sino también de una supuesta “falta de control” por parte del Equipo de Gobierno, según ha dicho su portavoz, el ex alcalde, Jaime Celada. Esto ha sido rechazado de plano el primer edil, José García Salinas: “¿Qué falta de control, si hemos encargado reiterados informes desde noviembre de 2015, precisamente porque no estaban cumpliendo su cometido? Son ustedes quienes adjudicaron este servicio en 2012, quienes crearon el problema, y somos nosotros los que abrimos el expediente”, señalaba Salinas al portavoz del PP, recordando además que el Equipo de Gobierno “no puede dar órdenes a los trabajadores de la limpieza, porque estos dependen exclusivamente de la empresa concesionaria”, y que su obligación como alcalde es exigir directamente a la mercantil el cumplimiento de sus obligaciones.

 


En este sentido el alcalde ha dicho que el problema de la limpieza en Cabanillas se generó cuando en 2012 el anterior Equipo de Gobierno decidió unificar los servicios de Limpieza Urbana y Mantenimiento de Jardines en un solo contrato, destinando menos de la mitad del dinero que se empleaba anteriormente a este menester. “Bajaron de 1'4 millones anuales, a poco más de 600.000 euros, aunque luego en 2015 lo ampliaron un 10%. Fue un recorte brutal, y se ha cumplido lo que dijimos cuando estábamos en la oposición: que era materialmente imposible mantener el nivel del servicio con un contrato tan ajustado”, aseguraba García Salinas. El alcalde también ha defendido el desempeño de los trabajadores de la empresa, y ha señalado que el problema estriba en que los medios y la plantilla son absolutamente insuficientes para cumplir el contrato. El alcalde también ha negado que esta cuestión sea nueva, y se ha reiterado en que el problema se arrastra desde el mismo momento en que la actual empresa se hizo con la adjudicación. “No es cierto que hasta 2015 el pueblo estuviera más limpio. Estaba sucio antes, y sigue igual”, defendía el primer edil.


García Salinas ha pedido a los concejales populares que apoyaran el expediente, y les ha acusado de que con su abstención se “ponen de perfil” ante el problema, y de buscar dar un argumento jurídico a la empresa, en caso de que esta decida recurrir a los tribunales. “Cuando usted era alcalde expedientó a la empresa de limpieza de edificios municipales, y a mí no se me ocurrió culparle de la suciedad de estas instalaciones, sino que voté a favor de la sanción que propuso”, le ha recordado José García Salinas a Jaime Celada.


Finalmente, Salinas ha vuelto a tender la mano a la empresa adjudicataria ahora expedientada, para negociar una rescisión pactada del contrato, que permita sacar a concurso de nuevo el servicio, incrementando notablemente la aportación municipal, para acabar así definitivamente con las quejas vecinales por la limpieza.


Hay que reseñar que, además de la propuesta de sanción, también se ha aprobado (con los mismos votos a favor, y con la oposición del PP) delegar las atribuciones del Pleno directamente en la Alcaldía en lo que respecta a este expediente, con el fin de agilizar la resolución del problema.

Leer 731 veces

Medios

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés