Jueves, 08 Febrero 2018 20:48

Culminan las obras de mejora del núcleo zoológico de la MVH

La Mancomunidad, a la que pertenece Cabanillas, ha invertido 50.000 euros en su "Hogar Amigo", ampliando el espacio de acogida de perros, y creando dos nuevos lugares para comenzar a trabajar también en la acogida de gatos

Hogar Amigo cerró el año 2017 consiguiendo alcanzar el "sacrificio cero" de animales


La Mancomunidad Vega del Henares, a la que pertenece Cabanillas del Campo, ha culminado los trabajos de ampliación y mejora de "Hogar Amigo", el núcleo zoológico donde se acogen, recuperan y se tratan de dar en adopción las mascotas abandonadas que aparacen por alguno de los municipios miembros. El presidente de la Mancomunidad, Santiago Casas, ha presentado este jueves el resultado de los trabajos de mejora a los vocales y concejales de los municipios miembros y a los medios de comunicación, al tiempo que daba la noticia de que en 2017 la entidad logró cerrar el año sin verse obligada a eutanasiar a ningún perro.

Las obras de mejora concluyeron la pasada semana, dando lugar a nuevos espacios totalmente equipados para poder ofrecer más capacidad y mejores condiciones de acogida a los animales que allí se recuperan a la espera de una adopción responsable. La inversión ha sido de casi 50.000 euros, con los que "Hogar Amigo" ha ampliado sus espacios disponibles para la acogida de perros, y ha creado dos nuevos espacios para la acogida de gatos, uno de los retos que aún tiene por delante la entidad. Así, para los felinos se han montado dos grandes jaulas de 24 metros cuadrados cada una, de modo que los animales rescatados estén separados por sexos para evitar el daño que pueden hacerse unos a otros hasta que puedan ser adoptados por alguna familia.

 


Respecto a los canes, las políticas de concienciación contra el maltrato y el abandono animal, combinadas con las de fomento de la adopción en detrimento de la compra, y una reglamentación más severa respecto a la responsabilidad de los dueños de los animales, han permitido que los antiguos problemas de masificación en el centro haya disminuido muy notablemente. En la actualidad, la moderada tasa de ocupación del centro, y la exitosa puesta en marcha del programa de voluntariado, permite incluso trabajar más allá de la recuperación física de los animales que llegan al centro, víctimas del abandono y a veces también del maltrato, hasta mejorar su comportamiento con las personas y otros animales permitiendo una adopción segura y, con ello, una reinserción completa. “Debemos agradecer a los ayuntamientos que componen la Mancomunidad su disposición para que estas obras se hayan podido ejecutar, y de eso modo estemos pudiendo apostar por unas instalaciones mejor preparadas para la acogida de animales, con espacio para gatos, una nueva caseta con cuatro cheniles de 5 metros cuadrados cada uno, separados del resto, para acoger a los recién llegados hasta que son examinados por el veterinario, y amplios espacios de recreo compartimentados que dan mucha más versatilidad para el trabajo del personal, el adiestrador o las voluntarias”, ha señalado Santiago Casas, después de mostrar las novedades a las vocales y concejales de los municipios mancomunados que han querido conocerlas de primera mano.


Los nuevos compartimentos en los que se ha dividido el espacio de recreo del centro han dado lugar a tres áreas cercanas a los 100 metros cuadrados cada una, que permiten poder sacar varios animales a la vez para su adiestramiento y ocio. En esta labor tendrán un papel destacado los voluntarios que colaboran habitualmente con el centro, que ahora podrán trabajar en estos espacios diferenciados además de sacar de paseo a los animales o ayudar en tareas sencillas para su confort y sociabilización. “Estamos muy satisfechos con el buen resultado que está dando el programa de voluntariado y las campañas de difusión para la adopción de animales. En este último año ya hemos alcanzado el cero absoluto en sacrificios, ya que no ha habido que eutanasiar a ningún animal, llegando a una tasa de adopción casi del 90%”, ha incidido Casas, que anunció que en 2018 se seguirá invirtiendo en la formación de los trabajadores del centro y se implantará el servicio de recogida de animales durante las 24 horas del día, todo el año, gracias al acuerdo alcanzado con ellos. “De este modo lograremos paliar la mayor parte de los problemas que surgen cuando aparece algún perro abandonado en algún pueblo y es de noche o fin de semana y no hay cómo cogerlo o dónde meterlo”.

 

El cambio en el servicio de recuperación de animales abandonados a partir de 2014 es radical, año en el que la MVH se compromete a fomentar las campañas de adopción de animales y a caminar hacia el ‘Sacrificio Cero’. En aquel año se eutanasiaron 82 animales, el 27% de los que llegaron al Núcleo Zoológico, ya que era imposible que se pudiera atender los casi 300 perros que se recogieron. Al año siguiente, se logra ya ese ‘Sacrificio Cero’, con un descenso de las eutanasias a solo 15 casos (un 7%), motivados todos ellos por causas veterinarias, mientras que el porcentaje de adopciones sube del 53 al 68%. Desde entonces solo se ha tenido que eutanasiar a un animal, gracias especialmente a la notable bajada de la recogida de perros abandonados, que este año 2017 ha sido de 113 ejemplares, de los cuales 41 han sido retirados por sus dueños, 64 adoptados, 2 traídos muertos para incinerar, y el resto permanecen en Hogar Amigo a la espera de encontrar familias adoptantes, con una tasa de adopción del 89%.

Leer 304 veces

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés